Movimiento Auténtico es una forma de Danza Movimiento Terapia. Creado en 1950 por Mary Whitehouse, utiliza el abordaje corporal como recurso para una mayor autoconciencia. Actúa integrando aspectos psíquicos inconscientes provenientes de la escucha de las imágenes y sensaciones propioceptivas y kinestésicas que emergen del cuerpo.

Se trabaja desde una mirada simbólica, honrando lo irrepetible y único, la autenticidad de cada persona.

El eje en torno al cual se articula el trabajo es el vínculo entre el movedor o movedores y el testigo. El movedor permanece con los ojos cerrados, llevando su atención a la escucha interna, esperando a sentir un impulso que le lleve al movimiento, o a la quietud y al descanso profundo. Quien observa, el testigo, acompaña en silencio la experiencia del movedor posibilitando la creación de un espacio respetuoso, seguro, en el que no interviene el juicio ni la interpretación del material que aflora.

El contexto puede ser grupal o individual.
Puede practicarse Movimiento Auténtico con fines psicoterapeúticos, como práctica meditativa o como recurso creativo.